Un año…

Hoy se cumple exactamente un año de mi llegada a Lima. Llegué a esa ciudad sin saber mucho de ella, sin ideas preconcebidas sobre el país, ni su gente. Me fuí porque quién en ese momento era mi compañero de vida me planteó un proyecto de vida fuera de mi país, y bueno, cometí el error de seguir proyectos ajenos en vez del mío propio.

Dentro de unos días se cumplirán seis meses de mi regreso a Venezuela.  Un regreso que a algunos les pareció una locura, a otros una bendición y para mí fue una decisión tremendamente difícil pero necesaria.

¿Por qué me tomó seis meses escribir esto?

Confieso que este blog lo tuve abandonado desde el momento en que comprendí que Perú nunca sería mi lugar, jamás será el lugar para una persona como yo. Desde el momento en que entendí perfectamente que solo funciono bajo el sol del Caribe y que debía buscar maneras de regresar.

Al volver, fue más importante para mí recuperar mi salud física y mental, luego recuperar mi trabajo, mis proyectos propios. Nuevamente este blog seguía abandonado y en silencio.

Pero hoy llegó el momento de escribir estas letras. No creo que vuelva a escribir nada más de mi vida en este blog, ni de mis viajes, ni de mis experiencias.  Escribiré, por puro gusto, en otros lugares y por trabajo en mi página web http://www.naymaconsultores.com

En Venezuela estoy bien, cada día mejor y mejor. ¿El país es una locura? ¡Claro, que sí! Esta absolutamente loco y también es un reto cotidiano. Pero es el reto que elijo vivir, es la locura con la que decidí lidiar y también -si Dios lo permite- contribuir con su solución.

Mi mantra: “Ser el cambio que deseo ver en Venezuela”

¡Aquí estoy!

¡Estamos escribiendo aquí!

Captura de pantalla 2015-09-15 20.12.59

Tengo semanas escribiendo sobre la vida en el Perú sin publicar una palabra aquí.  Eso porque me han contactado los amigos de Expat-Blog, una página que es red social, guía foro, blog y hasta galería de fotos de muchos expatriados en el mundo.  Me han encargado la guía sobre Perú y no se imaginan el trabajo que me ha dado.  16 artículos después puedo decir que ya está casi lista, es menos personal que este blog -lo que no les cuento en esa guía, lo irán leyendo otra vez acá- pero está bastante bien organizado, con enlaces a todas las web que necesitarás, los pasos organizados de la forma como nosotros lo hicimos.  Lo escribí pensando en Uds y también pensando en mí, dice todo lo que me habría resultado útil saber antes de venir a Perú.  Creo que habría agradecido encontrar una guía así.  Gracias a los amigos de Expat-Blog por la confianza.  Cuando la guía esté publicada te avisaré por aquí:-)

Puedes unirte a expat-blog en http://www.expat-blog.com/es/

También los consigues en facebook https://www.facebook.com/expat.blog

De Domingo en Miraflores

Domingo en Miraflores

Los  domingos limeños son muy familiares, la gente sale a comer o pide Delivery o sale de paseo, eso me gusta bastante.  Un domingo cualquiera salí de paseo por Miraflores a darme una vuelta por Parque Kennedy, un parque lleno de flores y de lindos gatitos, no sé por qué hay tantos gatitos allí pero los hay.

Creo que he visto un lindo gatito...
Creo que he visto un lindo gatito…

Es muy distinto andar por el Óvalo de Miraflores un domingo que en los ajetrados días de semana limeños.  Sí también había bastante gente pero el ambiente es algo totalmente diferente, me encontré con una especie de galería al aire libre, donde había obras para todos los gustos.

Arte Parque Kennedy
Arte en la plaza

También las personas se reunen en la plaza, hay música tradicional en vivo, bailan.  Es una bonita experiencia si estas un domingo por Miraflores.

 

Salón del Cacao y el Chocolate

Soy choco-adicta, de esas personas capaces de comer helado de chocolate con chocolate. Me gusta oscuro, con leche, con frutos secos, derretido, en postre. Y claro, no solo crecí en Venezuela rodeada del exquisito olor y sabor de los chocolates Savoy (sí, El Rey es premium pero Savoy es el de mi infancia) sino que además tengo mis queridos tíos en Chuao, Aragua. Así que soy de la tierra del mejor cacao del mundo. Espero no herir susceptibilidades peruanas ni colombianas con esto, al llegar probé varios tipos de chocolate peruano, hasta compramos uno premium a S.15 (US$ 5) y fueron una gran decepción.  Sabían a un chocolate maluco que probé de niña cuando mi abuelo me llevaba a Cúcuta. (Posiblemente ahora el chocolate en Cúcuta sea rico, pero en mis recuerdos infantiles dejó mala impresión)  Así que Perú había sido para mí un estado de desintoxicación chocolatera.

Foto Oficial – Salón del Cacao y el Chocolate Perú

El 5 de Julio de 2015 cerró el Salón del Cacao y Chocolate en Lima y me pareció un excelente plan para disfrutar una fecha patria en el exilio. A comer chocolate premium. ¡Felicidad! La entrada costaba S./10 y te entregaban un folleto explicativo de excelente calidad (sí, yo me fijo en el tipo de papel de lo que me dan a leer) donde te explican toda la iniciativa que tienen alrededor del Cacao, su utilizo como cultivo en sustitución de la Coca, también el apoyo a emprendedores de las provincias y las agencias que colaboran con el proyecto, que además me parece bellísimo. Salón del Caco y Chocolate Peru 2015 En la entrada estaba el gran stand de “Sol del Cusco” un chocolate bien tradicional del Perú. Pero debido a mi experiencia con las marcas industriales aposté por los artesanos y dejé que mi nariz fuese mi guía en este salón REPLETO de expositores de chocolate. Justo en la entrada había una exposición de trajes realizados con chocolate. Algunos trabajos eran realmente espectaculares y casi increíble pensar que fueron hechos con chocolate. Los peruanos se caracterizan por tener unas habilidades artesanales realmente superiores y esos trajes eran una muestra. Salon Cacao y Chocolate Show Room Me acerqué a un puesto donde había gran rebullicio. Estaban dando a degustar choco-pisco, bueno a ellos no les gusta que lo llamen así pero es una bebida de pisco con chocolate ¿cómo se llama eso? Lo probé y sabe a Toddy con Caña Clara (los venezolanos me entienden). La idea es buena, más necesita desarrollarse más pues en Perú hay muy buen pisco y EXCELENTE CHOCOLATE, cosa que descubriría después en la exposición. Estuve vagando un poco por la exposición, tal vez por ser el último día la gente de los puestos estaba cansada pero la verdad nadie me prestaba mucha atención y hubo puestos donde olía rico, las cosas eran preciosas pero como me ignoraron yo no tuve oportunidad de probar lo que ofrecían.  Eso me paso en puestos de gente de la capital, porque cuando me acerqué a la provincia todo cambió. Mi primera experiencia fue con un productor de Tumbes, lamento no haber tomado una foto de su puesto donde exhibía orgulloso los frutos del cacao y le sorprendió que yo los conociera. Ahí dije muy furunda que mis tíos vivian en Chuao, Aragua. Y fue como hablar Klingong. El Sr. no sabía de qué le hablaba. En eventos chocolateros en Costa Rica, cuando digo Chuao se quedan admirados. Pero aquí el chocolate venezolano no se conoce. Igual conversamos mucho de cacao, chocolate y siembra. No que yo sepa muchísimo del tema, lo que sé es comermelo, pero he visto de lejos partes del proceso. Después llegué al puesto de Piura. Probé el chocolate y era fortísimo, puro cacao. Eso sí, muy muy bueno. La Sra del stand SIMPATIQUISIMA aunque estaba recogiendo. Conversamos y reímos un rato. Compré 2 tabletas de chocolate de taza. Hace días lo probamos en casa, para combatir el frío limeño y puedo decirles que es una DELICIA. Nada que extrañar de mis chocolates venezolanos. Eso sí, lo hice con la receta de mi mamá y me quedó espeso. Las instrucciones son para hacer un chocolate más líquido, pero es maldad echarle tanta leche a un producto tan bueno. Así que Piura, tierra de mi familia adoptiva en Perú me abrió el paladar hacia los exquisitos chocolates peruanos. Era solo el principio. Chocolates Junín Avanzando por la ruta de los puestos de productores de Provincias llegué a un puesto de unos productores de Junín. Me dieron a probar unos bombones de chocolate con grano de café adentro, espectaculares. Ya había comido unos bombones así de Chocolate Britt. Estos son tan deliciosos como los fabricados por los ticos de Britt pero ¡más grande! Además la presentación impecable, no por ser de cooperativa es algo burdo, al contrario. Miren que lindos su stand y los empaques.  Este era uno de los puestos de provincias donde había más gente comprando. Yo me llevé los bombones de café y otros con nueces. Además la chica que atendía el puesto, realmente súper amable. Chocolate Tumbes A seguidas fuí al puesto de Tumbes, una localidad al norte del Perú. ¿Cómo no acercarse a probar cuando estas señoras con esas sonrisas tan lindas te reciben? Yo me sentí en casa, se me parecieron de trato y sonrisa a las mujeres de la costa venezolana. ¡Claro que les dí un abrazo! Las Sras estaban de lo más contentas porque su Cacao y bombones fueron premiados en el salón. Para probar en casa tomé uno de cada uno. Ricos, ricos. Después volví a vagar por un salón lleno de puestos lindos pero sin AROMA a chocolate (recuerden que me estaba guiando por mi nariz) y terminé en un puesto precioso, que olía a gloria, atendido por esta dama tan elegante. Chocolates Cajamarca Probé unos bombones rellenos con crema de menta, muy deliciosos, y eso que no me gusta la menta. Este emprendimiento es de Cajamarca. Esta región de Perú se ha ganado un lugar en nuestro corazón por ser el hogar de una de nuestras primas peruanas queridas, y además porque sus productos lácteos son exquisitos. Venezolanos en Lima, compren queso de Cajamarca y extrañan menos a los quesos venezolanos. Aquí compré trufas, bombones afrutados (rellenos de fruta) y unas tejas con manjar. Todo exquisito. Ya con mi botín chocolatero asegurado seguí paseando por la exposición. Vi varios puestos repletos de gente, creo que sus dueños eran famosos en Lima porque entrevistas de televisión y todo el mundo alborotado con el stand y los chocolates.  Así llegué a La República del Cacao, el puesto más hermoso de todo el salón ¡demasiado bello! Además la chica que atendía, otro amor de gente. República del Cacao Como ya me sentía “conocedora” (bien entre comillas) del cacao peruano pregunté ¿de dónde es el cacao? Usamos frutos de Tumbes y Piura dijo la chica. En mi mente pensé ¡esto es bueno! Así que cuando me ofrecieron probar, ni siquiera titubeé. Después, la pena, el momento más difícil de la tarde, esos bombones bellos no me gustaron…como pude esbocé una sonrisa y escapé del puesto.  Igual tienen 20 puntos en presentación y atención. Al final salí con un botín de chocolates, lo hemos dosificado y todavía nos queda. Me reconcilié con el chocolate peruano, ya sé que hay unos muy ricos. El proyecto, fascinante, es de las cosas en las que me gustaría trabajar.  Sería chévere conseguir estos productos en Lima, por otra parte tengo una buena excusa para viajar a Tumbes ¿no creen? Por lo demás, el cacao de Chuao, ¡que viva! ¡que viva!

y el de Tumbes y Piura, ¡también!

Transporte Público en Lima

En Lima hay distintas opciones de transporte público, unas más incómodas que otras.  Acá te cuento las que hemos utilizado y nuestros tips para sacarles provecho.

La Combi

La Combi – Foto: RPP Noticias

Es el medio de transporte más usado por los limeños.  Es como una mini van acondicionada para el transporte público.  Suelen tener asientos dobles del lado del conductor, y del otro lado asientos individuales.  Llevan gente parada adentro, mucha gente parada.  Las hay más o menos pequeñas, pero lo de llevar gente parada lo estilan en todas.  Es usual que tengan un colector que en las paradas vocea el destino de la combi.  Si no lleva colector, entonces el conductor es quien vocea el destino.  Las combi cobran lo mismo que los autobuses de servicio privado.  Si te toca ir parado, aparte de ir apretujado, te tocará agarrarte muy duro.  Aquí los conductores son muy bruscos en el arranque y el frenado.

Nuestro tip: usar las combi si van a destinos cercanos y si la combi no va atestada de gente. En la combi vas apretujado, aunque vayas sentado.

El autobús particular

Autobús Lima – Foto: Viajajet

Acá las empresas de transporte son privadas.  Algunas están mejorando su flotilla y tienen autobuses grandes y amplios. Igual que las combis, es común que tengan asientos dobles de un lado e individuales del otro, para llevar más gente parada. Si te toca ir de pié, agárrate duro, aquí el estilo de conducción es bastante brusco. El precio es el mismo que el de las combis y depende de la distancia de tu recorrido.

Nuestro tip: Para las rutas largas preferimos tomar los autobuses grandes. Hay más posibilidad de encontrar asientos disponibles y de ir menos apretujado que en una combi.  Si eres alto, vas a preferir los autobuses, suelen tener más espacio entre los asientos.

Sistema Integrado de Transporte

La Ruta Azul – Sistema Integrado de Transporte

También los llaman “La ruta azul” por el color de los buses. Son un servicio de la alcaldía de Lima y cobran S/. 1.50 independientemente de tu destino.  Tienen unos paraderos predeterminados distintos de los paraderos de las líneas privadas. Son buses amplios, limpios y si tienen dos filas de asientos dobles a cada lado. No tienen colector y se debe pagar al subir.

Nuestro tip: Es nuestro medio de transporte favorito.  Si nuestro destino está dentro de la ruta azul, vamos a preferir tomarla antes que una combi o un autobús normal.  De hecho, a veces tomamos un transporte privado que nos acerque a la ruta azul y después tomamos uno de estos.  No son tan abundantes como las combis, pero vale la pena la espera.

El Metropolitano

Estación Javier Prado – Metropolitano

Si eres venezolano se te va a parecer al Bus Caracas, al Trolebus de Mérida, o al Transaragua, pero se siente mejor hecho. El Metropolitano recorre parte de Lima -en una ruta bastante larga- y se va parando en distintas estaciones.  El pasaje vale S. 2.50 independientemente de la distancia, así que puede ser muy caro o muy barato dependiendo de tu recorrido.  Tiene varias rutas y rutas expresas, en las estaciones no está muy bien señalizado el asunto así que tendrás que preguntar a la gente e investigar en Google Map que estación te queda cerca de tu destino.  Una vez que le agarras el tumbado, es fácil moverse usando el Metropolitano.

Este es un sistema de transporte MUY usado por los limeños, así que es normal que vaya atestado de gente.  Puede ser práctico usar el metropolitano, pero definitivamente no es cómodo.

Hay muchos avisos de “prohibido correr” en las estaciones del Metropolitano pero la gente las ignora olímpicamente así que verás algunas personas corriendo de un lado a otro. Tienes que andar pendiente de que no te lleven por delante.

Nuestro tip: Compra la tarjeta de embarque -vale 5 soles- y siempre tenla con saldo, nunca sabrás cuando el metropolitano te sea de utilidad.  Ve las estaciones que te quedan cerca del destino en Google Map antes de salir.  La ruta azul te conecta con distintas estaciones del metropolitano.

Los paraderos

Paradero en Lima – Foto: generaccion.com

 

Acá a las paradas de transporte público se les dice “Paradero” y la manera de pedir que dejen allí es “Paradero, baja” y dilo duro.  Es normal ver el paradero FULL de gente, no importa si es hora pico o no.

En Lima existen unos inspectores de tránsito municipales y además una policía de tránsito que vigila que los conductores respeten los paraderos. Acá el tema con lo estricto del paradero depende de la presencia de los inspectores municipales y de la policía de tránsito; por ejemplo en las vías principales de Miraflores y San Isidro hay mayor concentración de estos funcionarios y esas paradas se respetan mucho.  En otros municipios hay menos vigilancia, entonces el respeto al paradero es menos estricto.  Ten en cuenta que en las vías principales, independientemente del municipio habrá más respeto por los paraderos que en el resto de las rutas.

Igual que en el Metropolitano, la gente corre hacia y desde los paraderos. Tienes que andar pilas.

Nuestro tip:  Antes de salir revisa en Google Map los paraderos que están cerca de tu destino.  Ten en cuenta que el corredor azul tiene paraderos distintos que el transporte público privado, esto quiere decir que si estás en un paradero normal no vas a poder tomar un bus de corredor azul y viceversa.  En los paraderos del corredor azul se hace fila, en los otros no.

El Metro de Lima

Metro de Lima – Foto: La República

En Lima hay un metro. Hasta ahora no lo hemos usado, no sabemos de dónde viene ni hacia dónde va. Lo hemos visto por San Borja y sabemos que una de sus estaciones está frente al Teatro Nacional.  Pero un post sobre el transporte público en Lima estaría incompleto sin mencionarlo.

Recomendaciones adicionales

  • Ten sencillo a la mano para pagar el pasaje.  Siempre pregunta cuánto es hasta tu destino. Ten en cuenta que dependiendo de la línea de transporte pueden haber ligeras variaciones en el precio del pasaje.
  • Después de pagar el pasaje te van a dar una boleta. Es un ticket que es comprobante de tu pago. Consérvalo durante todo el recorrido.  Si se sube un inspector de tránsito a la unidad, te lo pueden pedir y si no lo tienes debes volver a pagar.  También puede pedírtelo el colector al bajar.
  • Para cruzar las calles hazlo por las esquinas y fíjate en los semáforos peatonales y de los autos.  No todos los conductores respetan el semáforo, así que tienes que estar pendiente ¿te he dicho que la conducción es brusca? Bueno, vale para todos.
  • Antes de subir, pregunta si la unidad pasa por tu destino. Los limeños lo hacen ¿por qué no hacerlo tu? La Av. Prado y la Av. Pardo son distintas.  El otro día por disléxica las confundí y me dí una gran perdida.
  • Es común que se suba gente a pedir en los autobuses, charleros les dicen en Venezuela y también a vender golosinas y hasta cantantes.  Eso ocurre más en las rutas privadas que en el corredor azul.
  • Lima no es una ciudad pensada para el peatón, sin embargo tiene sus zonas donde es buen negocio caminar, por ejemplo en Miraflores. Si puedes, camina.

Convalidación de Título Profesional en Perú

convalidacion titulo profesional peru

Una de las opciones para obtener la residencia legal en Perú es hacerlo como Profesional Independiente.  Para ello necesitarás la convalidación de tu título profesional en Perú.  Este trámite lo realizas ante la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria SUNEDU

Si eres Venezolano tal vez te haces estas preguntas:

Tengo mi título apostillado ¿eso no es suficiente? Tener el título apostillado es un requisito pero no es suficiente para aplicar a la Residencia Permanente como Profesional Independiente.

Si Venezuela y Perú son firmantes del Convenio Andrés Bello ¿no significa el reconocimiento automático? No, sólo significa que entre ambos países hay un convenio de reconocimiento de títulos, pero igual debes realizar el trámite administrativo de reconocimiento de tu título.  La ventaja de este convenio es que el reconocimiento por vía administrativa relativamente fácil y “rápido”

ACTUALIZACIÓN 09/09/2015:  Por alguna razón que desconozco la SUNEDU ha cambiado de criterio y sólo reconocen títulos otorgados en Venezuela sí y solo sí fueron otorgados a un peruano, es decir que si eres Venezolano NO VAS PA’L BAILE y debes hacer reválida. Información oficial –> http://www.sunedu.gob.pe/grados-y-titulos/requisitos-grados-y-titulos/

Mi profesión es colegiada en Perú.  ¿Qué hago? Si tu profesión es colegiada en Perú debes, aparte de obtener el reconocimiento de tu título por parte de la SUNEDU, obtener la colegiación del gremio respectivo en Perú. En mi caso, la profesión que estoy convalidando no es colegiada, así que sólo necesito este trámite.

Soy abogado ¿puedo ejercer en el Perú?  En este caso no debes ir a SUNEDU a convalidar tu título, pues los títulos de abogado no los convalidan.  Debes buscar una universidad peruana dónde hacer la reválida.

Soy médico ¿puedo ejercer en Perú? Sí, pero antes debes convalidar el título en SUNEDU y después hacer tu colegiatura en el Colegio de Médicos.  Este tema y el de los ingenieros lo tocaré en un post más adelante.

Requisitos para el reconocimiento de grados académicos y títulos profesionales extranjeros

  1. Solicitud dirigida a la Dirección de Documentación e Información Universitaria y Registro de Grados y Títulos <– Esto es una planilla que te dan en SUNEDU y llenas allá a mano. Ellos mismos le sacan copia.
  2. Diploma Original que acredite el Grado ó Título, con el sello de la Apostilla de la Haya. <– El diploma lo llevas para la vista, ellos lo comparan con las copias legalizadas y te lo devuelven inmediatamente. NO SE QUEDA EN LA SUNEDU.
  3. Tres copias  legalizadas del Grado ó Título, anverso y reverso con todos los sellos (tamaño A4). <– Las copias las legalizas en una notaría en Perú.  Ten en cuenta que no todas las notarías legalizan copias de documentos procedentes del extranjero, eso queda a criterio del notario.  Yo legalicé mis copias en Notaría Landazuri #NoEsPublicidad  Los títulos venezolanos suelen ser unos pergaminos grandotes, sacarle copia tamaño A4 a esos documentos en Lima no es fácil. Nosotros dimos bastante vuelta buscando un lugar donde hicieran ploteo de planos que quisiera trabajar con esos pergaminos llenos de estampillas.  Mi recomendación, si te puedes traer una copia por ambas caras de tu título apostillado desde Venezuela, mejor que mejor.
  4. Traducción Oficial en original y tres copias legalizadas cuando el título no está en castellano o cuando no sea de habla hispana. (Las traducciones oficiales se realizan en Perú)
  5. Original del Certificado de Estudios, con el sello de la Apostilla de la Haya. <– Esta es la Certificación de Notas o Constancia de Notas, que trae todas las materias que estudiaste, las unidades crédito (carga académica) y la nota que obtuviste.  Igual que el diploma, esto lo llevas para la vista y te lo devuelven inmediatamente. SUNEDU no se queda con tus notas originales.
  6. Una copia legalizada del certificado de estudios anverso y reverso con todos los sellos. <– Esto también te lo legalizan en la notaría.
  7. Traducción oficial original del certificado de estudios y una copia legalizada de la traducción oficial  anverso y reverso con todos los sellos. (Las traducciones oficiales se realizan en Perú).
  8. Una copia legalizada del D.N.I., en caso de ser extranjero una copia legalizada del carné vigente de extranjería o pasaporte. <– Otra copia que vas a llevar a la notaría. Como no tienes carné de extranjería vas a sacar copia del pasaporte.
  9. Dos fotos de frente tamaño pasaporte fondo blanco.
  10. Cuando se trata de un Grado de Maestría / Máster  adjuntar una copia legalizada  del grado de Bachiller, si es un  Doctorado adjuntar la copia legalizada del grado de Maestría, si es una Especialidad adjuntar la copia legalizada del título profesional; esto procede en el caso que el bachiller, maestría o título lo hayan realizado en una universidad peruana y se encuentre inscrito en el Registro Nacional de Grados y Títulos, en el caso que hayan obtenido los grados y títulos en el extranjero, debe presentar una copia legalizada de la Resolución de Reconocimiento o reválida más la copia legalizada del grado o título que corresponde. <– En criollo, si tienes título profesional y maestría, primero debes hacer la convalidación del título profesional y después haces el de la maestría. No te van a hacer un combo y legalizarte ambas cosas de una vez.
  11. Cuando se trata de un Grado de  Doctor adjuntar la Tesis, Original y Copia simple anillada.
  12. ”AREA MÉDICA”: Además de los requisitos señalados, deberá cumplir con lo siguiente:
    1. Original del Plan de Estudios, Sílabos de las asignaturas, seminarios y otras actividades académicas cursadas y aprobadas y Constancia u otro documento que acredite haber cumplido con el internado. <– Es decir, debes traer el pensum de estudios y los programas de las asignaturas y de todas las actividades académicas médicas que hayas hecho y la constancia de haber hecho el internado.
    2. Constancia que acredite el cumplimiento de la Rotación hospitalaria en el Perú, original y copia legalizada.; en caso de tener más de tres años como profesional presentar su currículo profesional (copia simple) <– si tienes menos de tres años de graduado de médico, vas a tener que hacer rotación hospitalaria en una institución pública en Perú.

¿Dónde queda la SUNEDU?

Calle Aldabas N° 337 – Urb. Las Gardenias. (Cruce Av. Benavides y Caminos del Inca).  Atienden de  8:00 am a 4:00 pm

¿Cómo llego a SUNEDU?

Bueno Lima es MUY grande, así que depende de dónde vivas. Puedes tomar el Metropolitano hasta la estación Benavides y ahí tomar un bus que recorra todo Benavides y te deja a 2 cuadras de SUNEDU.  Si por donde vives pasan los buses que recorren todo Benavides, agarras uno de esos y listo. Usa el google map que te compartí para buscar puntos de referencia.

¿Cuánto cuesta el trámite?

Ahorita, en Mayo de 2015, el trámite es gratuito. Sin embargo es posible que establezcan tasas más adelante. Te recomiendo visitar la página de SUNEDU para estar al día en cuanto a precios y requisitos.

¿Cuánto tarda el trámite?

En la web de SUNEDU dicen que tarda 15 días hábiles.  A mí me tomó un mes y un semana obtenerlo. Tienes que estar pendiente y hacerle seguimiento.  Ellos te piden un email para avisarte cuando está listo el trámite, a mí nunca me avisaron.  También está este teléfono (511) 275-4608 donde puedes llamar para ver el estado de tu trámite, suerte si te atienden, yo tampoco tuve suerte en ese aspecto.  Lo que me funcionó fue ir para allá a ver el estatus de mi solicitud.

¿Qué me entregan?

Lo que te entregan es un documento que se llama “Resolución Directoral” donde la SUNEDU reconoce la validez de tu título en el Perú, ese documento trae tu foto, nombres y apellidos, titulación profesional, universidad y país de emisión.  Le adjuntan una de las copias de tu título. No se la saques, eso es parte del documento.

Alquilar en Lima

Mariela Llovera Blog (3)

Desde Venezuela estuvimos mirando opciones de alquiler en Lima, para eso nos servimos de Urbania, un portal de anuncios inmobiliarios en Perú.  También usamos mucho google para investigar sobre los distintos sectores residenciales de Lima buscando uno para escoger.  Esa investigación reforzó nuestra idea de que Miraflores era el lugar para vivir.  Nos trazamos un presupuesto máximo de alquiler de US$ 500 mensuales y además queríamos un lugar amoblado.

Una cosa es Internet y otra la realidad

Si bien en el portal web, en nuestras búsquedas desde Venezuela, nos mostraba disponibilidad de mini departamentos con esas características, la realidad del mercado inmobiliario limeño -bastante movida- nos mostró que las cosas no eran tan así.  Hay un caso típico, un mini departamento amoblado que ví en línea en menos de nuestro presupuesto, al llegar aquí estaba US$ 100 más costoso que semanas atrás.  Vimos también que ofertan departamentos que aún no están disponibles, sino que están disponibles para dentro de semanas o meses después.

El viernes, al salir de sacar el “Permiso para Firmar Contratos” llamamos a algunos sitios que habíamos visto la noche del jueves.  Sólo nos contestaron una vez, de un mini departamento en Surco.  Yo esperaba llegar a un edificio pero era una casa, resulta que un mini-departamento suele ser lo que en Venezuela conocemos como anexos en casas o, toman un apartamento o casa, dividen las habitaciones y a eso llaman mini-departamento.  Yo pensaba que un mini-departamento era un apartamento tipo estudio o de una habitación, pero no es así. Nos recibió una señora súper amable, esposa de un profesor y nos mostró el mini-departamento de dos habitaciones en la parte superior de su casa (y había dos anexitos más).  Todo bonito, ordenado, equipado y mínimo, como de casa de muñecas.  Me gustó el anexito, pero para llegar a la urbanización donde estaba ubicado era como enredado y lo sentí lejos de todo. La señora nos dió muchos tips para alquilar, nos habló de los servicios y los arbitrios y también nos explicó de los taxis legales y piratas.  La verdad que para un joven universitario quedarse donde una señora así es genial porque es como estar donde una tía que te va a cuidar.

Ya instalados en el Studio de Barranco, nos dedicamos a investigar por Internet y también a revisar los clasificados de El Comercio. Sin saber que en Lima se trabajan 48 horas semanales, nosotros no llamamos a nadie el sábado. ¡Craso error!  Al llamar el lunes a todas las opciones que habíamos visto en Internet resultó que ya estaban todos alquilados.  Ese mismo fin de semana, cansada de sentir que no conseguía nada, ingresé a A Dónde Vivir, otro portal inmobiliario de Perú y vi un mini departamento en San Miguel -ni sabía donde quedaba San Miguel- y pedí los datos de contacto del arrendador del inmueble.  Se veía espectacular y a menor precio que nuestro presupuesto.  La noche del domingo la arrendadora del inmueble me escribió y cuadramos cita para el lunes.

Como les decía, al llamar el lunes a todos los lugares que nos interesaban o ya estaban alquilados o no se liberaban hasta finales de Abril.  Teníamos la cita al mediodía para San Miguel y nada en Miraflores, así que llamé a los números de los clasificados e hicimos cita para ver un mini departamento en Miraflores. La Sra que nos atendió fue muy amable con nosotros y nos mostró dos mini departamentos que tenía, uno en su casa -y había que entrar a la sala de la casa para subir al mini departamento- y uno en otra casa de cuartos divididos para llamarlos mini departamentos.  Sí era Miraflores y sí estaban en el precio, pero hasta ahí. No podría haber vivido en ninguno de esos lugares porque sufro de alergias. Eran construcciones viejas, un poco deterioradas y les faltaba cariño.

Nos fuimos a la cita en San Miguel, al mediodía.  Un departamento semi amoblado -es decir, tiene cocina, con sus gabinetes empotrados y therma- en un condominio verdaderamente independiente, como yo me imaginaba debía ser un mini departamento. Llevábamos una lista de requerimientos, debía tener: wifi, incluir servicios y arbitrios, ser de fácil acceso y estar amoblado. Aquí lo único que se cumplía era con estar disponible y ser de fácil acceso. Tenía la ventaja, aparte del precio, de contar con un área de lavandería en la planta baja y buenas zonas comunes.  La desventaja, es un condominio a medio construir, así que en horas laborales hay mucho ruido y entra bastante polvo.

La situación emocional en que venía influyó en mi decisión. Tanto que me dijeron mis amigas “no te desesperes” y en retrospectiva veo que me desesperé, porque ahora recorriendo Lima veo avisos de “Se alquila” por doquier. Así que mi recomendación es, si pueden, consideren ampliar el tiempo de su hospedaje temporal  y busquen alquiler con calma. También investigen en los sitios de internet de tiendas como SODIMAC, es como Home Depot o para los venezolanos, EPA en sus buenos tiempos, y se hacen un presupuesto estimado de cuánto les puede costar equipar un departamento y consideren la opción de alquilarlo vacío.

Después de ver el departamento en San Miguel, la arrendadora nos atendió súper bien, nos fuimos a ver cuánto nos podría costar el equipamiento básico, sacamos cuentas y vimos que sí podíamos comprar lo básico sin descuadrar nuestro presupuesto, así que al final de la tarde llamamos y confirmamos que nos quedábamos con el apartamento.

Los trámites legales para alquilar

Siendo dos extranjeros recién llegados a Lima para alquilar aparte de necesitar nuestro “permiso para firmar contratos” nos pidieron un fiador.  En este caso nuestro primo sirvió de fiador para la firma del contrato.  Nuestro alquiler, sumando servicios y arbitrios, quedó un poquito más de nuestro presupuesto inicial.

Al firmar el contrato hay que pagar un mes adelantado y dar dos meses de depósito de garantía.  Así que deben tener esto en cuenta al presupuestar el gasto inicial de alquiler de vivienda.  El mercado es competitivo y Uds. deben valorar lo realmente importante, en nuestro caso terminó siendo la limpieza, la lavandería y la facilidad de tomar transporte colectivo.

Revisen bien el contrato, pregunten todo lo que no entiendan. En nuestro caso la arrendadora nos explicó todo muy bien y dejamos súper claras las condiciones del contrato.

Aquí estamos; por los próximos seis meses les escribiré desde San Miguel, al norte de Lima, desde el mini departamentito que ahora es nuestro hogar.